En derepente contamos con un equipo muy viajero. Cada verano sumamos miles de kilómetros recorridos que, además de descanso, nos proporcionan nuevas fuentes de inspiración. Descubriendo ciudades, explorando lugares muy especiales y conociendo personas logramos volver con esas ideas tan creativas que materializamos cada otoño. Cada uno, desde su destino particular, absorbe grandes dosis de creatividad que nos sirven después para sorprender a nuestras marcas.